'American Son', el descarnado dolor de una madre tras su hijo desaparecido

miércoles, 13 de noviembre de 2019


Título: American Son 
Director:  Kenny Leon
Año: 2019

Un matrimonio interracial en crisis espera noticias sobre su hijo en una comisaria de Florida. Cada segundo es una aguja que se clava y agranda el vacío en el pecho.










"Las manos en el volante. Mira al frente. Cero movimientos bruscos. No querrás poner nervioso al hombre del chaleco antibalas mientras te apunta con una Glock a la cabeza."
Hoy vengo a hablarles de American Son, una de las novedades del catálogo de Netflix que más me llamaba la atención desde que lo vi en los próximos estrenos de la plataforma.
El drama dirigido por Kenny Leon sigue a  Kendra Elis-Connor, quien se encuentra en la estación de policía de Miami una noche de tormenta, tras darse cuenta de que su hijo, Jamal, no ha vuelto a casa.
Mientras se encuentra a la espera de novedades, Kendra descubre que su hijo, un adolescente negro, ha estado envuelto en un “incidente”. ¿Pero qué ha sucedido? ¿Y dónde se encuentra? Estas son las preguntas que atormentan a nuestra protagonista, mientras se ve sumergido en la tormentosa noche, con un agente de policía blanco y pretencioso que se rige ante todo por el “protocolo”, un ex marido blanco que ha comenzado una nueva vida y los ha abandonado y un enlace de la policía que no aparece por más que ella suplique que lo haga.
American Son es una película tumultosa, que trata el tema del racismo en Estados Unidos y cómo este ha infectado al sistema y  las vidas de las personas. Uno de los puntos principales del film es la capacidad de ponernos en muchos puntos de vista a la vez: tenemos a Kendra, quien ha nacido en un barrio complicado y desde corta edad ha aprendido a que si un policía te detiene en la calle, tu tienes que quedarte completamente quieto.
Tenemos a Scott, el esposo de Kendra, un hombre blanco que vive en sus privilegios, que intenta pero es incapaz de entender lo que es la vida para una persona de color, o la de su propio hijo: ajeno de su propia sangre.
Tenemos a Paul Larkin, el agente de policía, un pretencioso novato que esconde su racismo detrás del protocolo.

Y tenemos al mismo Jamal, que, no siendo visto, podemos crear un esquema del mismo: un chico en medio de dos mundos, no es del todo blanco ya que su piel es negra, pero no es del todo negro ya que uno de sus padres es blanco. No pertenece a ninguno de los dos lados, y al mismo tiempo, los representa. “Es la cara de su raza”, como indica Kendra al decirle a Scott cómo se siente su hijo al ser el único negro en su clase
"¡Por favor! ¡Encuentre a mi hijo!"

Jamal es un chico nacido en familia de clase acomodada, no le ha faltado nada como a Kendra, pero al mismo tiempo no tiene los privilegios con los que su padre cuenta al ser blanco.
Al mismo tiempo, tenemos a un chico que ha encontrado en su padre un modelo a seguir, hasta que este le da la espalda y se va lejos. Es un niño intentando encontrar su identidad en un mundo que lo condena por su tono de piel.
La cinta es por momentos asfixiante, la inquietud y la preocupación va en aumento. Kerry Washington es una actriz estupenda, conocida principalmente por su protagónico en Scandal, enseguida que supe que iba a ser la protagonista, no dudé de que su papel sería formidable.
Mientras Kendra es la emoción pura y descarnada de la madre, Steven Pasquale en su papel de Scott nos muestra el desmoronamiento progresivo del padre. Desde el control hasta la
perdida completa y el derrumbe.
Las emociones florecen y se tuercen en esa reducida estación de policía, la espera se vuelve condena y la condena dudas: ¿Está Jamal bien? ¿Algo terrible ha sucedido?
El final del film es predecible, pero también es honesto, es real y es duro. No podemos negar la evidencia ni las estadísticas, tampoco las miles de historias similares a lo largo de la historia.
American Son es un film que va directo a los hechos, nos mantiene en un mismo escenario y de un tirón nos cuenta todo lo que nos debe contar.
Maneja un estilo muy similar a lo que es Gerald’s Game, con la protagonista en un mismo entorno la mayor parte del film (en este caso, durante toda la cinta tenemos a Kendra en la estación de policía). También se relaciona con el hecho de que es una obra de teatro de Broadway.
A nivel de guión, se ha sabido manejar bastante bien la tensión y los espacios para respirar, no agobiando al espectador, pero si consiguiendo ese clima de tensión y asfixia que la misma protagonista siente durante la película.


En resumen, «American Son» es un film exquisito, con un guión que introduce al espectador dentro del clima asfixiante de una pequeña estación de policía, con una madre desesperada por la desaparición de su hijo, y cómo es víctima del sistema racista de Estados Unidos.



2 comentarios:

  1. Hola! No la conocía de nada, y tal vez a primera vista no me habría llamado la atención, pero captó mi interés. No ando mirando muchas películas ahora mismo, pero podría, por qué no...
    Un beso!

    ResponderEliminar

Santa Template by Mery's Notebook © 2014