'Blame', un profesor y una estudiante con una conexión especial y una obra que nos remonta al tiempo de las brujas

martes, 20 de febrero de 2018


Título: Blame
Director: Quinn Shephard
Reparto: Quinn Shepard, Nadia Alexander, Tate Donovan, Chris Messina.
Año: 2017
Una relación tabú de un profesor de teatro con una estudiante inestable pone en peligro a su celosa compañera de clase, lo que provoca una cadena de eventos vengativos dentro de su escuela secundaria suburbana que coinciden con los eventos de The Crucible.






"Él no lo sabe ¿no es así?"
Comencé a ver Blame ante una necesidad de empezar a traer películas poco conocidas al blog, vamos, que estaba cansada de siempre traer lo más visto (y a pesar de que amo Wonder Woman, si es cierto que medio mundo ya habló de la película) y para recomendarles cosillas nuevas, es que hoy les voy a hablar de una película dirigida y protagonizada por esta talentosísima mujer: Quinn Shephard, conocida por su papel en Hostages y Menores sin control (fan de esa película, por cierto).

Blame nos remonta a el clásico drama juvenil bien High school pero con un toque que ha hecho que la película acabe gustando. Situándonos en un contexto, la misma estrenada en el 2017 sigue a tres personajes principales, Abigail Grey (la misma Shephard) quien regresa a clase luego de un episodio bastante peculiar en una de sus clases del año anterior, desde un comienzo se nos indica que este personaje tiene una característica en particular y es que posee un trastorno de personalidad múltiple.
A su vez, tenemos a Melissa Bowman, la clásica chica mala y rebelde que se emborracha, sale con chicos y le importa muy poco las clases, aunque esto esconde una historia detrás.
Y finalmente a Jeremy Woods, el nuevo profesor sustituto de teatro. Todo parte cuando se decide en su clase que se realizará la obra “The Crucible” (una historia relacionada con las brujas de Salem). Con una creciente adversión, Melissa se encuentra negada cuando Abigail (y no ella) recibe el papel. Lo que comienza siendo una mera adversión entre compañeras de clase cae en un expiral tóxico cuando una de ellas está dispuesta a todo para arruinar a la otra.
"No tengo realmente a nadie."
Pero no, esta no es solo una historia de dos rivales, y es que uno de los puntos más fuertes de la trama, fue engañar al espectador con lo que nos vendían, puede parecer en un inicio que esto es una especie de Pretty little liars o Riverdale, y es que todo parece indicar unas cuantas situaciones profesor-estudiante, pero a pesar de que si juega con la idea, Blame logra darle algunos giros de trama que hicieron que las primeras impresiones no fueran lo que creíamos.
Una de las cosas que más valoro de la cinta, más allá de que a nivel de imagen y música ha sido bastante aceptable y he disfrutado viéndola, es la trama, para ser uno de sus primeros proyectos, Quinn Shephard ha logrado crear un film interesante, que puede que no se destaque entre las miles de películas que vemos por año, pero que si me ha impresionado (considerando las bajas expectativas que le tenía).
Sumado a esto, la caracterización de los personajes y este final que nos deja con alguna que otra teoría, ha hecho que este sea un film que disfruté y más aún, que recomiende para los que quieren ver algo light pero entretenido.


En resumen, «Blame» es una sorpresa que ha conseguido atraparme, jugando con el espectador y engañándolo, es un claro ejemplo de cómo las primeras impresiones no son lo que parecen, y que cada persona al igual que cada historia tiene un mundo por dentro.
Para ser uno de los primeros trabajos de esta directora, puedo decir que estoy ansiosa por verla madurar dentro de este mundo y ver qué más tiene por darnos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Santa Template by Mery's Notebook © 2014